miércoles, 23 de febrero de 2011

La increíble y triste historia de Tim Richmond

El pasado domingo, se corrieron las tradicionales 500 millas de Daytona, que abren el campeonato de la NASCAR cada año. En esta edición, los fanáticos lloraron la muerte del legendario piloto Dale Earnhardt, ocurrida en la última vuelta de la edición de 2001, tras un accidente en la última vuelta de la carrera.

Pero yo quiero hablar de otro fallecido piloto de NASCAR, cuya historia descubrí pocos días atrás gracias a un documental de ESPN: un tal Tim Richmond. Hace algunos meses, escribí sobre una de mis películas favoritas de mi infancia, Días de Trueno. Resulta que Cole Trickle, el personaje de Tom Cruise, está basado en Tim Richmond. Por eso, por ejemplo, Cole va a la NASCAR luego de haber corrido en autos de fórmula (open wheels). Cole, al igual que Richmond, no tenía ni idea de mecánica. Asimismo, hay una escena de la película donde Harry (Robert Duvall) desafía a Cole a correr 50 vueltas a su manera y luego otras tantas como él quería para mostrarle la diferencia en el consumo de los neumáticos. Esto realmente ocurrió entre Richmond y su jefe de mecánicos, también llamado Harry.

Tim Richmond haciendo facha junto al auto del Hendrick Motorsports. Justamente este equipo preparó lo autos que se utilizaron para filmar Días de Trueno.

A mediados de los ochenta, Tim iba convirtiéndose en una sensación dentro de la serie NASCAR. Era algo así como un Marquitos Di Palma, célebre por sus locuras fuera de la pista y su carisma para atraer a la gente, en particular, claro, a las damas. Esporádicamente, además, se le daba por manejar bien y ganaba alguna carrera. En 1986 tuvo su mejor año, siendo tercero en el campeonato (ganado justamente por Earnhardt) y siendo el piloto que más carreras ganó, con siete, lo que le valió el reconocimiento de piloto del año. Pero a partir de allí, las cosas dieron un giro inesperado.

Hacia fines de 1986, Richmond cayó enfermo y se le diagnosticó neumonía doble, por lo que fue hospitalizado en Ohio, donde nació y residía. La enfermedad le hizo perderse el comienzo de la temporada 1987. Luego de que le costara más de lo esperado salir de ese cuadro, sus médicos hicieron otros análisis y finalmente le diagnosticaron SIDA. Aun así, Tim volvió a correr en junio de ese año y obtuvo una victoria heroica en su regreso, terminando la carrera con la caja de cambios trabada en la cuarta velocidad.

Días de Trueno se filmó hacia fines de 1989, casi en simultáneo con el fallecimiento de Richmond. Esta foto es de una carrera en Phoenix, el 5 de noviembre. Me pregunto si sabían de su enfermedad cuando escribieron el guión.

Pero durante esa temporada, Richmond continuó padeciendo problemas respiratorios, al punto que era común que tuviera que dejar de hablar en medio de una entrevista, debido a la tos. Sin embargo, siempre se mantuvo en secreto su condición. En ese entonces y en el ambiente del NASCAR, el SIDA era todavía "la enfermedad de los homosexuales" (aunque la ciencia ya sabía que no era así y claramente Richmond aprendió que ese no era el caso al saber que se había contagiado). Aunque suene feo, la triste realidad es que Tim no habrá querido que se diga eso de él, en el ambiente de NASCAR. A pesar de que los rumores siempre estuvieron presentes, ni siquiera sus amigos más íntimos supieron de su enfermedad hasta después de su muerte.

Richmond sólo pudo correr ocho carreras en 1987, de las cuales ganó dos. Para el año siguiente, NASCAR lo sometió a una prueba de drogas bajo dudosas circunstancias, que Tim falló a causa de los analgésicos que tomaba. Aunque luego de una protesta, se le tomó otra prueba que dio negativa, se lo sancionó de todas formas. Richmond batalló legalmente, pero para cuando volvió a estar habilitado para correr, no consiguió un auto con el cual hacerlo. Para ese entonces, además, su salud se había deteriorado mucho.

En 2009, una categoría menor, el ARCA, comenzó a celebrar una carrera anual en memoria de Tim Richmond, donde se realizan campañas de concientización sobre el SIDA y pruebas gratuitas. Bien por ellos.

Tim Richmond murió el 13 de agosto de 1989, con tan sólo 34 años. El secreto sobre su enfermedad llegó a tal punto que se inventó un supuesto accidente de moto cuando fue hospitalizado definitivamente. Solo diez días después de ocurrida su muerte, finalmente se admitió que tenía SIDA.

Poco más de dos años más tarde, otro gran deportista estadounidense, Magic Johnson, supo que había contraído HIV. Lamentablemente, tal vez por su forma de ser y el contexto en el que vivía, Richmond no tuvo el valor de Magic para pararse delante de las cámaras y decir "...safe sex is the way to go. We sometimes think only gay people can get it, that it's not going to happen to me. And here I am saying that it can happen to anybody, even me, Magic Johnson." Mucho se habló de la irresponsabilidad de Richmond, que podría haber contagiado a los paramédicos si hubiese tenido un accidente en 1987 o también a mujeres con las que tuvo relaciones cuando ya sabía que portaba el virus.


Un lindo clip sobre Tim Richmond, con un tema del soundtrack de Días de Trueno


La historia de Tim Richmond, que atrajo mi atención por algo tan superfluo como una película de Tom Cruise, me resultó impactante no sólo por la tragedia de su enfermedad sino también por cómo transcurrieron los últimos años de su vida. El documental de ESPN, por ahora, está en YouTube. Se lo recomiendo a quien le interese: parte 1, parte 2, parte 3, parte 4.

"I'm trying to prove that I was put on this Earth to have fun."
Tim Richmond

2 comentarios:

osvaldo dijo...

hoy vi el documental de tim y me parecio muy buen corredor exelente en sus manjo como piloto y tambien me parecio muy triste por su enfermedad y apuebo que no aya dicho nada e esa epoca porque era como terminar su viva ante de que DIOS lo diga basta ...

Jonathan Velasquez dijo...

Hoy vi el documental de tim por espn, en el momento en el cual lo vi tuve la sospecha de que era muy parecido a la pelicula de tom cruise dias de trueno, una de mis favoritas tambien, pero no estaba seguro a hora que veo esta pagina me doy cuenta de que es asi, debo decir que Tim era un fuera de serie una de esas personas que aman lo que hacen es una lastima lo que le paso, que en paz descanse..